PÓLIPOS DE COLON

Polipo de colon

Son pequeños tumores que crecen hacia dentro del colon. Al principio son tumores benignos pero la mayoría se convierten en cáncer al paso del tiempo (aproximadamente 5 años). No obstante, pueden ser retirados del cuerpo con una colonoscopía, con lo que se evita el cáncer.

Hay varios tipos de pólipos. Aunque algunos de ellos no producen mayor problema, la mayoría de ellos (70%) se volverán cáncer al paso del tiempo, así qué si pueden ser muy peligrosos; debido a esto, se recomienda que todos los pólipos se extirpen para poderlos analizar y determinar el tipo exacto de pólipo que tiene el paciente y así establecer un plan de tratamiento adecuado.

La mayoría no causan ninguna molestia hasta que se vuelven cáncer; por esto son tan peligrosos. Algunas veces pueden ocasionar sangrado, anemia, dolor u obstrucción intestinal. Si el pólipo se encuentra en la parte final del intestino grueso (recto o ano) ocasiona una sensación de evacuación incompleta o bien se sale durante la evacuación, por lo que muchos pacientes los confunden con hemorroides. Muchos pacientes dicen que tenían hemorroides que se volvieron cáncer pero eso no es verdad, mas bien tengan pólipos (y ellos pensaban que eran hemorroides) y se convirtieron en cáncer por no tratarlos adecuadamente.  Una vez que un pólipo se convierte en cáncer, aparecerán los síntomas de ésta enfermedad.

La forma más confiable es realizando una Colonoscopía ya que, además de diagnosticarlo, nos permite retirarlo en ese mismo momento o, al menos, tomar una muestra para analizarlo (biopsia) y determinar el tipo exacto de pólipo, con lo que se podrá establecer el plan de tratamiento más adecuado. Otros estudios, como el colon por enema, pueden dar información sugestiva de que puede haber pólipos en el colon.

De forma inicial y con las técnicas y equipos actuales, un Coloproctólogo experto puede extirpar prácticamente todos los pólipos mediante Colonoscopía, es decir, no se requiere realizar una cirugía. Sólo de forma muy ocasional no se pude extirpar el pólipo de ésta manera y, en ese caso, está indicado realizar alguna cirugía. Hay varios tipos de cirugías, algunas son muy sencillas y otras más complejas; su médico le indicará cual es el procedimiento que usted necesita.

Aunque en algunos casos pudiera no ocurrir absolutamente nada, como se comentó antes la mayoría de los pólipos se convertirán en cáncer al paso del tiempo. Si el pólipo se extirpa, el cáncer no aparecerá.

Si el tipo de pólipo no tenía riesgo de convertirse en cáncer, el paciente está curado y no se debe realizar nada más. Si el tipo de pólipo si tenía riesgo de convertirse en cáncer, entonces el paciente debe entrar a un programa de seguimiento y realizarse colonoscopias de control cada 1 a 3 años, según lo indique su médico.

Es una enfermedad, generalmente hereditaria, en la que el paciente, y muchos de sus familiares, tienen más de 100 pólipos en todo el colon. Estos pacientes están en un riesgo particularmente elevado de desarrollar cáncer de colon a corta edad, por lo que necesitan realizarse forzosamente una cirugía para retirar los pólipos y evitar el cáncer; su médico le indicará el tipo exacto de cirugía que está indicado de acuerdo a su caso y los riesgos.

Acuda a consulta con un médico especialista en Coloproctología debidamente certificado, para tener un diagnóstico de certeza y tratamiento apropiado.