ESTENOSIS ANAL

¿Qué es la estenosis anal?

La estenosis anal es cuando el ano pierde su elasticidad, es decir, que está muy cerrado y no se abre lo suficiente para poder evacuar adecuadamente. Esto puede ser una complicación de una cirugía del ano, aunque también la ocasionan las heridas y desgarros, el cáncer, enfermedades de transmisión sexual y la enfermedad inflamatoria intestinal (Enfermedad de Crohn), entre otras.

El paciente sufre mucho dolor al ir al baño, desgarros frecuentes de la piel, sangrado, estreñimiento, distensión abdominal, evacuaciones con materia fecal muy delgada y nunca quedan satisfechos después de ir al baño pues sienten que todavía tienen materia fecal en el recto. Los pacientes frecuentemente utilizan laxantes y lavativas para ayudarse a evacuar.

Se requiere de la observación externa del ano, tacto rectal y realizar una exploración por dentro del ano (anoscopía o rectosigmoidoscopía), para saber que tan grande es la estenosis y descartar otras enfermedades. En ocasiones el ano está tan cerrado que no se puede revisar por dentro sino hasta el momento de la cirugía.

En los casos más leves es posible que sea suficiente con una dieta con abundante agua y fibra, así como usar medicamentos vía rectal (supositorios) o realizar dilataciones. En los casos más severos se requiere forzosamente de cirugía para volver a abrir el ano.

La cirugía ocasiona dolor, pero la mayor parte de las veces es mucho  menor que el que produce la enfermedad. También habrá sangrado escaso o salida de líquido amarillento y fétido, lo cual es completamente normal. Debe tomar abundante agua y seguir una dieta rica en frutas, verduras y suplementos de fibra, además de cuidados generales sencillos y analgésicos. Es importante que, después de la cirugía, el paciente acuda a revisiones de control, a fin de corroborar que todo sigue bien.

Acuda a consulta con un médico especialista en Coloproctología debidamente certificado, para tener un diagnóstico de certeza y tratamiento apropiado.