DIVERTÍCULOS

¿Qué son los Divertículos de Colon?

Cuando una persona no consume suficiente agua y fibra, la materia fecal se vuelve dura; debido a esto, el colon tiene que esforzarse más para expulsar la materia fecal . La presión extra generada por éste sobre-esfuerzo, a lo largo de los años, puede debilitar las paredes del colon permitiendo la formación de protuberancias con forma de bolsas llamadas divertículos. Más de la mitad de las personas de 50 años tienen divertículos.

Divertículos

Los divertículos tardan muchos años en formarse y la mayor parte de las veces no producen ningún síntoma. Sólo 1 persona de cada 10 tiene síntomas debidos a la inflamación de los divertículos, que consisten en dolor abdominal difuso, distensión, muchos gases y estreñimiento. Cuando un divertículo se obstruye con un fragmento de materia fecal se puede infectar y, por tanto, producir mas dolor y, muchas veces, fiebre. A esto se le llama Diverticulitis, y puede ser tan severa que la persona necesite internarse en un hospital e inclusive operarse de urgencia.

Cuando la enfermedad se encuentra “en reposo”, el estudio de elección es el Colon por Enema. Cuando hay diverticulitis el estudio de elección es la Tomografía Abdominal. También pueden ser diagnosticados mediante una Colonoscopía.

La mayor parte de los pacientes solo requieren aumentar la cantidad de agua, cereales, frutas y verduras que consumen al día; además se pueden indicar suplementos de fibra y medicamentos para el dolor. Cuando hay un episodio de diverticulitis leve, es necesaria una dieta líquida por unos días y antibióticos. Cuando hay un episodio de diverticulitis severa es necesario hospitalizar al paciente, dejarlo en ayuno por algunos días, utilizar sueros y antibióticos. Sólo 1 de cada 100 pacientes con divertículos necesitará de cirugía.

Los divertículos de colon pueden producir 4 complicaciones: sangrado, perforación, estenosis y fístulas.

El sangrado ocurre de un momento a otro, es color rojo claro o vinoso y es muy intenso (1/2 litro o mas). Es necesario que el paciente se hospitalice de urgencia para mantenerlo en vigilancia. La mayor parte requieren de apoyo con medicamentos y sueros hasta que el sangrado se detiene (lo cual ocurre casi siempre); los casos más graves pueden requerir de transfusión de sangre e, inclusive, cirugía de urgencia.

Es cuando hay un episodio de diverticulitis tan severa que el divertículo se rompe, permitiendo la salida de pus o materia fecal hacia la cavidad abdominal. Es una situación grave que requiere tratamiento quirúrgico urgente.

Ocurre cuando hay muchos episodios de diverticulitis que, al paso del tiempo, producen cicatrices dentro del colon que finalmente lo dejan muy estrecho, impidiendo el paso adecuado de la materia fecal. Esta complicación requiere de cirugía para resolverla, y consiste en quitar el segmento de colon enfermo y volverlo a unir. Es muy importante diferenciar esta complicación del cáncer de colon.

Es otra de las complicaciones que ocurre cuando hay muchos episodios de diverticulitis, sólo que en ésta la inflamación produce que el colon quede adherido a otro órgano y que se forme una comunicación entre los dos órganos. Las fístulas más comunes son de colon a vagina (fístula colo-vaginal) y de colon a vejiga (fístula colo-vesical), mismas que se explican en una sección separada.

Consumiendo diariamente suficiente agua (1.5 a 2 litros/día como mínimo) y abundantes frutas, verduras y cereales.

Acuda a consulta con un médico especialista en Coloproctología debidamente certificado, para tener un diagnóstico de certeza y tratamiento apropiado.