CONDILOMAS - VERRUGAS ANALES

¿Qué son los Condilomas Anales?

Son un tipo de verrugas que aparecen alrededor y/o dentro del conducto anal y que se deben a infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH). Se considera una Enfermedad de Transmisión Sexual  (ETS) y puede afectar tanto a hombres como a mujeres, sin importar su preferencia sexual.

La infección por este virus prácticamente siempre se adquiere por contacto sexual, aunque hay otras formas (como contagio de la madre al bebé durante el parto). Las personas en riesgo son todas aquellas que hayan tenido relaciones sexuales, aunque no tengan relaciones sexuales anales. Es la enfermedad de transmisión sexual mas frecuente que existe pues se estima que hasta la mitad de la población mundial puede tener rastros del virus.

El paciente se puede tocar las verrugas alrededor del ano y en poco tiempo nota que aumentan de tamaño y aparecen más. Pueden ocasionar sangrado escaso, comezón, dolor y dificultar el aseo después de evacuar.

Se requiere de la observación del ano por fuera y por dentro (anoscopía) para ver las verrugas. Estas lesiones son muy características  y se diagnostican solo con verlas. Adicionalmente se solicitan los siguientes estudios:
Tipificación mediante PCR: Que identifica el ADN del virus para conocer el sub-tipo exacto de VPH (y saber si es de bajo o alto riesgo de producir cáncer)
Biopsia: Que consiste en tomar un fragmento de tejido para analizar a microscopio y determinar si existe algún avance hacia cáncer.

Existen diversas substancias que se aplican en el ano por varias semanas o meses para tratar esta enfermedad pero sólo sirven en 6 de cada 10 pacientes. La cirugía (Electrofulguración de Condilomas) resuelve de forma inmediata los síntomas y el paciente puede ir a su casa en pocas horas por lo que es el método de elección para eliminarlas. Es importante saber que hasta el 40% de las personas pueden tener reapariciones de las verrugas en los primeros 3 meses, por lo que es muy importante permanecer en chequeos frecuentes en este periodo.

Si desea conocer un poco mas sobre nuestra propuesta de tratamiento, revise la información que preparamos para usted en la sección de Clínica de VPH, donde atendemos tanto hombres como mujeres.

El dolor que ocasiona la cirugía puede ser leve o fuerte, dependiendo de lo avanzado que esté la enfermedad; esto se determina en la valoración previa que se hace en la consulta. Después de la cirugía se requiere de cuidados generales sencillos, baños de asiento, analgésicos y pomadas cicatrizantes.

Los condilomas aumentaran de tamaño y cada vez aparecerán más, volviendo más difícil su tratamiento.

La enfermedad no se cura, sólo se controla. El paciente puede tener nuevas apariciones de condilomas a lo largo de su vida. Como comentamos antes, el 40% de los pacientes pueden tener reaparición de condilomas en los primeros 3 meses después de la cirugía. Es importante que se trate de forma inmediata en cuanto detecte la aparición de nuevas verrugas anales para evitar que se vuelvan a reproducir.

Lo más importante es tener relaciones sexuales con preservativo desde la primera vez. También existe una vacuna que se puede utilizar para prevenir la aparición de condilomas. Dicha vacuna se aplica en tres dosis (0, 2 y 6 meses) y tiene algunas contraindicaciones, por lo que debe preguntar a su medico antes de aplicársela.

La infección por éste virus está asociada con la aparición de cáncer anal, sobre todo en hombres homosexuales o portadores de VIH/SIDA. Para mayor información sobre el cáncer anal y su prevención, consulte la sección dedicada a ese tema. El Virus del Papiloma Humano también puede causar Cáncer Cérvico-Uterino y Cáncer de Pene.

Acuda a consulta con un médico especialista en Coloproctología debidamente certificado, para tener un diagnóstico de certeza y tratamiento apropiado.