CIRUGÍA VAAFT – FÍSTULA ANAL

La técnica VAAFT (Tratamiento Video-Asistido para Fístula Anal) es una cirugía endoscópica mínimamente invasiva para el tratamiento de la FISTULA ANORRECTAL que OCASIONA POCO DOLOR, permite un RÁPIDO REGRESO A LAS ACTIVIDADES NORMALES (3-5 días) sin requerir muchos cuidados y SIN OCASIONAR INCONTINENCIA ANAL sin importar que tanta cantidad del esfínter anal esté comprometido por la enfermedad.

La técnica VAAFT, desarrollada por el Dr. Piercarlo Meinero (Italia), se utiliza para el tratamiento quirúrgico de fístulas anales complejas y recidivantes. Consiste en: 1) la localización exacta del orificio interno de la fístula bajo control visual, 2) el tratamiento desde dentro de la fístula y 3) el cierre completo del orificio interno. Adicionalmente, no se producen lesiones quirúrgicas perianales, con lo que se evita el tan frecuente problema de la incontinencia anal-fecal postoperatoria dado que no se lesiona el esfínter anal. Debido a que no se hacen heridas, hay una rápida recuperación postoperatoria con muy poco dolor y se ahorra dinero.

Para esta técnica se utiliza un equipo especial llamado Fistuloscopio, que es una pequeña cámara que se introduce por la fístula y que está conectada a una cámara de televisión que permite ver a gran aumento el interior de la fístula. Además, se emplean varios dispositivos y pinzas de trabajo muy pequeños que se introducen a través del fistuloscopio para realizar la cirugía.

 La técnica consiste en una fase diagnóstica y una quirúrgica.

1. Fase diagnóstica.

La fase diagnóstica se utiliza para localizar exactamente el orificio interno de la fístula anal. El Fistuloscopio se introduce por el orificio externo de la fístula anal mientras se irriga una solución que permite que el canal de la fístula pueda visualizarse bien en la pantalla. Se sigue el canal de la fístula hasta llegar al orificio interno y observar claramente el interior del recto. En esta fase de la técnica se puede identificar si existen ramificaciones de la fístula, cavidades o abscesos que no se sospechaban y que deben ser tratados para evitar recidivas. Una vez identificado el orificio interno de la fístula, se colocan unos puntos de sutura en el borde para dejarlo identificado.

2. Fase quirúrgica.

El cirujano coagula (quema) todo el interior del trayecto de la fístula, centímetro a centímetro, desde el orificio interno de la fístula hasta el externo, incluyendo todas las ramificaciones, cavidades y abscesos. Esto se realiza utilizando un dispositivo especial llamado Electrodo Monopolar de Alta Frecuencia. Posteriormente se realiza una limpieza para extraer el tejido quemado con lo que se estimula la cicatrización. Hasta este momento, el orificio interno de la fístula permanece abierto para que puedan salir los restos de los tejidos y el líquido de irrigación. Posteriormente se extrae el fistuloscopio completamente y se cierra el orificio interno de la fístula anal con un equipo especial llamado engrapadora quirúrgica. Éste paso se hace sin tocar el esfínter anal, de modo que no se ocasiona ninguna lesión. Posteriormente, el trayecto donde estaba la fístula se rellena con un pegamento especial.

El resultado final es una pequeña cicatriz en el área donde se encontraba el orificio interno de la fístula, por lo que los dolores postoperatorios son reducidos.

Con este procedimiento se logra una extracción perfecta y cierre completo del orificio interno de la fístula, de modo que ya no podrá penetrar mas materia fecal.

Conclusiones.

Ventajas:

  • La intervención se practica en el hospital de forma ambulatoria (no requiere hospitalización).
  • No se producen lesiones quirúrgicas en los glúteos ni en el área perianal.
  • El orificio interno de la fístula puede localizarse de modo inequívoco (un punto decisivo en todos los tratamientos quirúrgicos de fístulas).
  • Resulta irrelevante si la fístula transcurre a través, por fuera o por encima del esfínter anal puesto que dicho esfínter no resulta lesionado al eliminar la fístula desde adentro y, por tanto, el paciente no tiene riesgo de incontinencia anal-fecal.
  • Se requieren tomar muy pocos medicamentos.
  • Puede reincorporarse a su actividad laborar al cabo de pocos días (3 días).
  • La curación se obtiene en el 85% de los casos.

Desventajas:

  • A veces no se puede realizar en fístulas cortas (las fístulas mas sencillas) o en fístulas muy curvas (porque el aparato es rígido y no da la vuelta).
  • Se requiere pagar extra el equipo especial para realizarla.

Nuestro equipo de trabajo es el único en México con la experiencia y los equipos necesarios para realizar la cirugía VAAFT

Acuda a una consulta médica con un Coloproctólogo certificado para evaluar si existen o no las indicaciones para aplicar este método.